Inicio

Contactanos en  izaskun@ladruidecompagnie.org

cromlech webLos Druidas eran filósofos y matemáticos, y creían en la existencia de un alma inmortal, compartiendo la predilección por el estudio del universo, y los números. Fueron los creadores de un calendario basado en el doble recorrido del sol y la luna, resultado de una constante observación de los astros durante siglos, una práctica que los familiarizo, primero con el cálculo, luego con la geometría y por ultimo con las ciencias en general.

El pueblo celta fue un pueblo conectado profundamente con los ritmos del sol y la luna, y con la naturaleza ya que sus grandes dioses, eran dioses del bosque; entre ellos, Silvanus entidad luminosa del bosque, eran los grandes árboles maestros donde se hospedaban Devas y otras entidades a las cuales los druidas adoraban.

Adoraban también al dios del Sol, Lug, quien era el que presidia a la expansión de las tribus, ya que los celtas instalaban sus capitales allí donde estaba presente Lug, o sea sobre un camino del sol o una línea solsticial.

Los celtas eran pantheistas y tenían un concepto energético de lo que otras poblaciones llamaban dioses. Todas las manifestaciones de la naturaleza tenían su componente sagrado y por eso los ríos, las montañas, bosques y lugares especiales tenían denominaciones relacionadas con sus conexiones energéticas, y espirituales.

Los Druidas eran famosos en las culturas extranjeras, griegas, romanas, etc. por sus conocimientos sobre la geometría, el cosmos y sus capacidades adivinatorias, se decía también que podían tener influencias sobre los elementos. Así en Francia se les atribuye la construcción de la fuente de Barenton en el bosque de Broceliande, pero eso creemos que no es verdad. La mayoría de las construcciones que tienen influencia sobre los elementos, principalmente las piedras de lluvia como la fuente de Barenton o ciertas piedras en los pirineos, son de origen anterior, obra de las llamadas poblaciones megalíticas que construyeron todos los megalitos antiguos, menhires, dólmenes y crómlechs como por ejemplo Stonehenge.  

 

Otra manera de ver la vida